Guyana espera que prive «la sensatez» en controversia por el Esequibo con Venezuela, pero dice estar preparada para cualquier escenario

GEORGETOWN.- El presidente de Guyana, Irfaan Ali, dijo este sábado que espera que prive «la sentatez» en la controversia territorial con Venezuela por el Esequibo, pero aseguró que su gobierno da «pasos» para prepararse para cualquier escenario.

«Creo que prevalecerá la sensatez, creo que la paz de esta región debe ser importante también para Venezuela (…), pero no damos nada por sentado», declaró Ali en una rueda de prensa.

El mandatario guyanés cuestionó un referendo que prepara su vecino para consultar el próximo 3 de diciembre si da la nacionalidad a los habitantes del Esequibo, un inmenso territorio rico en recursos que reclaman ambos países, y declara la zona como un nuevo estado.

«Nos estamos asegurando de dar todos los pasos necesarios, tomar todas las acciones, para garantizar que nuestra integridad territorial y nuestra soberanía estén protegidas», agregó Ali.

El gobierno de Venezuela, que está en plena campaña por el referendo, acusa al gigante energético ExxonMobil de «financiar» a Ali para «robar» el Esequibo, región de 160.000 km2 rica en minerales y petróleo, que administra Guyana pese a una disputa territorial de más de un siglo.

Ali consideró los planteamientos del referendo como «violaciones a los principios más fundamentales de la ley internacinal» y «una amenaza para la paz y la seguridad en América Latina y el Caribe».

El gobernante guyanés aseveró que su administración ha hablado del asunto con «socios», incluyendo «miembros del Consejo de Seguridad» de la ONU, en una alusión a Estados Unidos, aunque no dio más detalles al respecto.

«Creemos que Venezuela no actuaría de manera imprudente. Sin embargo, si actúan de manera imprudente (…), ya hemos contactado a nuestros aliados estratégicos», indicó.

La controversia entre Guyana y Venezuela está en la CIJ

Guyana defiende un laudo arbitral llevado a cabo en París en 1899, pero Venezuela lo rechaza y reivindica un tratado firmado en Ginebra en 1966 con Reino Unido, antes de la independencia guyanesa. La controversia está en manos de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), cuya jurisdicción rechaza Caracas.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha propuesto una reunión con Ali pese a las crecientes tensiones.

Altos funcionarios del gobierno venezolano divulgaron esta semana en redes sociales una caricatura en la que Ali carga un maletín lleno de dólares con logos de ExxonMobil.

Ali se declaró dispuesto a tener conversaciones como «buen vecino», pero se negó a que la controversia territorial forme parte de la agenda.

«Hemos elegido a la Corte Internacional de Justicia como el lugar donde se debe dirimir la controversia», manifestó.

AFP/

Entradas relacionadas