Cumbre del G7 pide a Venezuela unas elecciones limpias y evitar desestabilizar el Esequibo

Bari (Italia).- Los líderes del G7, las siete democracias más avanzadas del mundo, expresaron este viernes su preocupación por la crisis en Venezuela, reclamaron elecciones limpias el 28 de julio y llamaron a no emprender «iniciativas desestabilizadores» en el Esequibo, territorio en disputa con Guyana.

«Estamos profundamente preocupados por la actual crisis política, económica y humanitaria en Venezuela y por la falta de avances en la implementación del Acuerdo de Barbados de octubre de 2023», se lee en la declaración final de la cumbre que han mantenido en la región italiana de Apulia (sur) los mandatarios de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido.

En concreto, su preocupación en este sentido es «en lo que respecta a los derechos de la oposición dentro del proceso electoral y la decisión de retirar la invitación para una misión de observación electoral» de la Unión Europea (UE).

«Hacemos un llamamiento a Venezuela para que implemente plenamente el Acuerdo de Barbados y garantice elecciones competitivas e inclusivas el 28 de julio, que abarquen misiones de observación electoral internacional completas y creíbles», instaron.

Y agregaron: «Exigimos además el fin del acoso a los miembros de la oposición y la liberación inmediata de todos los presos políticos».

Asimismo el G7 aseguró que «sigue de cerca los acontecimientos entre Venezuela y Guyana» en su disputa territorial por la región de Esequibo y acogieron «con satisfacción» los esfuerzos regionales para mantener el diálogo entre las partes, aunque exigen a Caracas «abstenerse de nuevas iniciativas desestabilizadoras».

«El asunto debe resolverse pacíficamente, de conformidad con el derecho internacional», recalcó el G7 en su declaración.

El G7, reunido hasta hoy en el hotel ‘Borgo Egnazia’ bajo la presidencia de turno italiana, ha decidido dedicar este año una atención especial a América y ha contado como invitados con los presidentes de Argentina, Javier Milei, y Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

En el foro se ha hablado de las elecciones del próximo 28 de julio en Venezuela, en las que el actual presidente venezolano, Nicolás Maduro, aspira a la reelección, y sobre las que pende el temor a posibles irregularidades, habida cuenta de la inhabilitación de la opositora María Corina Machado y el veto a los observadores de la Unión Europea (UE).

En su declaración, los líderes del G7 también se comprometen a colaborar por la estabilización de Haití y a financiar la Misión Multinacional de Apoyo a la Seguridad (MSS), liderada por Kenia, para que se «despliegue lo antes posible» en ese país, entre otras iniciativas./EFE

Entradas relacionadas